saladehistoria.com | Biblioteca Digital | Historia de Chile | Geografía de Chile | Preuniversitario PSU Historia

© 2014 apuntes de clases de saladehistoria.com

 

 

 

Climas de Chile

 

Hablar de los climas implica, necesariamente, referirse a ciertas características que presenta la atmósfera y que denominamos elementos del clima. Estos son la temperatura, la humedad y las precipitaciones, la presión y los vientos. Ellos también pueden sufrir cambios debido a ciertos factores, como el relieve, la altitud y la latitud.  

 

 

 

 

Si observas un mapa de Chile te darás cuenta de su gran longitud (extensión latitudinal) y de su ubicación entre el mar y la cordillera, factores que son determinantes en la variedad de climas de nuestro país. La extensión latitudinal de Chile determina que la temperatura media disminuya 11,7°C entre las ciudades de Arica y Punta Arenas.  

La influencia del océano Pacífico y de la corriente marina fría de Humboldt hacen posible que las temperaturas de norte a sur disminuyan en forma gradual, homogeneizándolas; es decir, permiten que las temperaturas del norte sean más bajas y las del sur más altas que en otros países que están a igual latitud, no existiendo así muchos grados de diferencia entre ambos extremos.

 

El relieve es otro factor importante en la modificación del clima, ya que la existencia de las cordilleras andina y costera van afectando notablemente la distribución de las temperaturas, las precipitaciones y los vientos sobre nuestro territorio.

A diferencia de las temperaturas, que son homogéneas, las precipitaciones varían de Norte a Sur y de Oeste a Este en cuanto a volumen y distribución durante el año.

Estas precipitaciones tienen diversos orígenes, pero las más comunes son de tipo frontal, producto del contacto de masas de aire cálido y frío. Otras son de tipo convectivo, que se producen cuando masas de aire cálido y húmedo ascienden y se enfrían, precipitando; gracias a este fenómeno existen precipitaciones en la zona cordillerana norte.

Finalmente están las lluvias orográficas, que se producen al chocar masas de aire con las cordilleras en las laderas que miran hacia el océano Pacífico (barlovento). Producto de estas lluvias es que territorios trasandinos como Coyhaique presentan menores índices de lluvias que localidades ubicadas al Oeste de los Andes.

En Chile, otro factor del clima es la altitud, que se presenta asociado al relieve, ya que al ascender o descender en los relieves se produce una disminución o un aumento de la temperatura, respectivamente. El altiplano chileno, por ejemplo, al estar situado sobre 3.500 m. sobre el nivel del mar, presenta temperaturas y precipitaciones que facilitan la presencia de fauna y vegetación, lo que permite el asentamiento de comunidades aimarás.  

 

 

 

Por último, la localización de los centros de presión también son elementos que influyen en el clima. Por ejemplo, frente a nuestras costas se localiza un centro de altas presiones (A) denominado Anticiclón del Pacífico, el que se traslada durante el año; en invierno lo hace hacia el norte, permitiendo la entrada de masas de aire de bajas presiones (B) que provocan lluvias, y en verano se mueven hacia el sur, causando buen tiempo.