saladehistoria.com | Biblioteca Digital | Historia de Chile | Geografía de Chile | Preuniversitario PSU Historia

© 2014 apuntes de clases de saladehistoria.com

 

 

Envejecimiento de la Población

La reducción de la velocidad de crecimiento de la población de Chile, es indicativo de la sucesión de cambios en los niveles de fecundidad y mortalidad, que han afectado el volumen y estructura por edad de la población, experimentando Chile el proceso de transición hacia el envejecimiento demográfico en que se encuentra.

 

La edad media, hoy, en Chile es de alrededor de 31 años, 5 años más que en 1950 y 5 menos de lo que llegaría a ser el año 2025.

 

 

 

 

Los menores de 15 años de edad representan casi el 30% de la población en la actualidad, y los de 60 y más años el 10%. Para el año 2025, los menores de 15 serían el 22% y los adultos de 60 y más ascenderían al 18%.

 

La consecuencia más inmediata provocadas por la transición demográfica es el cambio en la estructura por edad de la población. Se produce la rápida disminución del porcentaje de población joven y aumenta la “minoría creciente”. Esto significa que hay un aumento proporcional de los segmentos de población de edades más avanzadas, los que superarán en número a los jóvenes a partir del año 2035.

 

Esta situación tiene, indudablemente, mucha importancia en términos de planificación y elaboración de estrategias de desarrollo, pues hay que considerar una mayor participación de población madura en los programas de expansión del crecimiento y consolidación de la economía.

Junto a la transición al envejecimiento de la población y muy ligada a los cambios demográficos, se ha verificado la transición epidemiológica. Hay cambios en la composición de la mortalidad por sexo y edades, y modificaciones en las causas de muerte. La alta incidencia, observada en el pasado, de las enfermedades transmisibles -infecciosas y parasitarias- y que se concentraban preferentemente en los jóvenes, ha dado paso a un predominio de las causas crónicas, degenerativas, tumores malignos, accidentes y las infecciosas y parasitarias, que afectan principalmente a los adultos mayores.  

 

Estos cambios generarán nuevas demandas, principalmente, en las áreas económica, de salud, de educación, recreación, seguridad social. Se agregan así nuevas necesidades o se reemplazan las antiguas.

 

Al comparar la situación de América Latina, los países más avanzados en su transición demográfica hacia el envejecimiento de sus poblaciones son Uruguay, Argentina, Cuba y Chile.

En el caso de los países desarrollados, las tasas de crecimiento medio anual de población actualmente son inferiores a 0.5% y muchos de ellos presentan tasas negativas. Estas cifras indican que dichos países han concluido su transición demográfica y que hoy día son considerados envejecidos para el análisis demográfico.