saladehistoria.com | Biblioteca Digital | Historia de Chile | Geografía de Chile | Preuniversitario PSU Historia

© 2014 apuntes de clases de saladehistoria.com

 

Las Migraciones

Otro de los factores que influye en el crecimiento de la población es la presencia de migraciones internacionales, la que se expresa como el saldo neto entre los inmigrantes (personas que llegan al país) y los emigrantes (personas que salen del país).

 

El número de extranjeros registrados en los censos nacionales muestran que en el momento de mayor afluencia, primeras décadas del siglo XIX, éstos alcanzaron a un 4.1% de la población total del país. Desde ese momento, la inmigración nunca aumentó; por el contrario, tendió a disminuir a sólo un 1.2% en 1970. Durante este periodo, el origen de los inmigrantes era principalmente europeo (Alemanes, Ingleses, Italianos, españoles, croatas) y del medio oriente (libaneses, palestinos, sirios, israelitas).

 

Las corrientes migratorias de los últimos 10 años han convertido a Chile en un país que atrae a inmigrantes provenientes de distintos lugares de América Latina, en especial de países vecinos (Perú, Bolivia, Argentina).

Pese a que no existen estadísticas oficiales, se estima que alrededor de un millón setecientos mil chilenos viven en el extranjero.  

 

 

Migraciones Internas

 

Las migraciones internas se producen en dos tendencias: la migración de la población rural hacia los centros urbanos y las migraciones interprovinciales o interregionales. Para 1992 la Región Metropolitana era prácticamente la única que recibía población de otras regiones del país. Hoy son las regiones V y IV las que están recibiendo la mayor parte de los migrantes.

 

Entre los migrantes de cinco o más años ha aumentado la proporción que emigra desde la Región Metropolitana hacia otras del país de 22,0% en 1992 a 27,0% en 2002; mientras que la migración desde otras regiones del país hacia la Metropolitana ha disminuido de 30,0% a 25,0% en el decenio 1992-2002.

 

La VIII Región, del Biobío, es la única que se mantiene con un saldo neto de migración negativa (sale más gente de la que entra). Por el contrario, las regiones VII -del Maule- y IX -de la Araucanía- se acercan a un saldo cero y la X Región, de Los Lagos, se ha convertido en receptora de población, de acuerdo con la tendencia registrada en el Censo 2002.