saladehistoria.com | Biblioteca Digital | Historia de Chile | Geografía de Chile | Preuniversitario PSU Historia

 


© 2014 apuntes de clases de saladehistoria.com

 

Problemas del Crecimiento Urbano

La ciudad ofrece una serie de ventajas a sus habitantes, lo cual explica la atracción que ellas ejercen en el medio rural, produciendo la migración campo – ciudad. Entre las principales se encuentran la amplia oferta de puestos de trabajo en actividades diversas, las posibilidades elevar el nivel de vida material, las posibilidades de acceso a educación y recreación.

 

Pero, así como el medio urbano ofrece ventajas a quienes residen en él, también les presenta problemas, entre los cuales se pueden mencionar el hacinamiento, la contaminación ambiental, la congestión del tráfico y la marginalidad urbana.

 

 

 

 

El hacinamiento urbano

 

Bajo este término se entiende la situación negativa producida a raíz de la excesiva aglomeración de personas y viviendas. Los habitantes de las grandes ciudades se ven constreñidos a vivir en lugares sobre poblados, lo que afecta su privacidad y posibilidades de recreación en áreas verdes.

 

 

 

La contaminación ambiental

 

La ciudad, con la concentración de población, vehículos e industrias, produce alteraciones ambientales que afectan no sólo a los elementos naturales del emplazamiento, sino también a sus habitantes. Entre los principales fenómenos de contaminación se encuentran la contaminación atmosférica, la contaminación acústica y la acumulación de desechos sólidos (basura). Un problema mayor es la contaminación de las aguas, ya que ellas una vez utilizadas en la ciudad son arrojadas a ríos, lagos y mares, contaminando áreas de cultivo.

 

 

La congestión del tráfico

 

El crecimiento de la ciudad, tanto en volumen de población como en tamaño, genera un aumento en la circulación, la que al no contar con sistemas viales expeditos se ve entrabada, dificultando el traslado de las personas.

 

 

La marginalidad urbana

 

Dentro de la ciudad existen barrios donde sus habitantes viven en condiciones miserables, marginados de las ventajas que supuestamente ofrece la ciudad a todos quienes viven en ella. No cuentan con viviendas adecuadas, carecen de servicios básicos y no tienen oportunidad de educación y trabajo. Esta situación se produce por el desequilibrio entre el crecimiento de la población urbana y la existencia de medios que pueda procurar la ciudad para el desarrollo de una vida digna de sus habitantes. La marginalidad urbana disminuye al individuo en el aspecto económico, social y cultural, que es el origen de conductas antisociales (delincuencia).