saladehistoria.com | Biblioteca Digital | Historia de Chile | Geografía de Chile | Preuniversitario PSU Historia

© 2014 apuntes de clases de saladehistoria.com

 

 

Economía Regional

Actividades Silvoagropecuarias  

Las características naturales de la región ofrece escasas posibilidades a la agricultura. Se cultivan papas, cuya producción alcanza las 3.000 toneladas anuales; otros cultivos hortofrutícolas se hacen en invernaderos. Sin embargo, las praderas de las pampas magallánicas ofrecen pastos y extensiones suficientes para la crianza de la oveja, que es capaz de sobrevivir al viento y a las bajas temperaturas de la zona patagónica. La capacidad de ovejas por hectáreas es limitada por la calidad del pasto, propio de la estepa fría; pero eso se compensa con las extensas superficies dedicadas a este tipo de ganadería.

 

Esta actividad ganadera fue la base de la economía regional hasta mediados del siglo XX. El período de mayor producción fue el quinquenio 1965 – 1970. Desde entonces su significación en la economía regional ha ido decreciendo, en parte por el deterioro de las pasturas al cabo del uso sostenido de más de un siglo, pero sigue siendo una actividad tradicional relevante de la región. La ganadería da origen a industrias asociadas a la carne y lana del ganado ovino. 

 

 

 

La masa ovina de la región es de 2 millones de cabezas (aproximadamente el 60% del total nacional). Esta dotación produce anualmente entre 9.000 y 10.000 toneladas de lana, unas 10.000 toneladas de carne y 2.000 toneladas de subproductos (sebo, cueros, menudencias). La dotación de ganado vacuno es de 140.000 cabezas aproximadamente, que produce unas 4.200 toneladas anuales de carne.

 

La explotación de bosques es reducida en relación a las extensiones que ocupan, por el peligro de erosión de los suelos; a lo que se agrega la dificultad para trasladar la producción maderera a los centros de elaboración y consumo. La región tiene una importante superficie de bosque nativo, donde prevalece la lenga (principal especie explotada), el coigue, el canelo y el ñirre. Las plantaciones forestales de pino u otras especies son escasas.  

Las actividades silvoagropecuarias representan aproximadamente sólo el 4% de la producción total de la región.