saladehistoria.com | Biblioteca Digital | Historia de Chile | Geografía de Chile | Preuniversitario PSU Historia

© 2014 apuntes de clases de saladehistoria.com

 

 

Actividad Minera

La actividad minera estuvo centrada en el oro y el carbón, hasta la década de 1940. A partir de 1945, con el descubrimiento del petróleo en Manantiales (Tierra del Fuego), esta actividad pasó a ser la base de la economía nacional.

 

Del petróleo se extraen innumerables productos, entre ellos aceites lubricantes y combustibles, lo que convierte a este producto en un elemento imprescindible para la industria y el transporte. 

 

Los yacimientos de petróleo se deben a la fosilización de bosques existentes en épocas geológicas pasadas; el combustible se encuentra en bolsones de profundidad variable, en los cuales también hay gas, otro producto explotable.

 

Los pozos productores en su mayoría se encuentran en la isla de Tierra del Fuego y en el fondo del Estrecho de Magallanes, para lo cual se han debido instalar plataformas en el mar (proyecto Costa Afuera).  

 

 

 

A partir de 1983 se manifiesta un descenso en la producción petrolera, la que se explica tanto por el hecho de ser un recurso natural no renovable, como porque el área productora de hidrocarburos se ubica en el sector nororiental de la Región y, por consecuencia ocupa una posición marginal en la Gran Cuenca Petrolera Austral (compartida con Argentina). La producción de gas natural también ha descendido en los últimos veinte años.

 

 

 

 

 

Otro recurso energético es el carbón, que tiene la particularidad de tener grandes reservas en la región, pero de baja calidad en calorías debido a su origen reciente. Los principales distritos carboníferos son la península de Brunswick, isla Riesco y Ultima Esperanza (sierra Dorotea).

Magallanes posee una importante reserva de carbonato de calcio (caliza) en el archipiélago Madre de Dios. El yacimiento de isla Guarello desde 1950 abastece de este mineral a la usina de Huachipato para la fabricación de acero.

 

La participación de la actividad minera en el PIB regional ha descendido de manera constante. Si en la década de 1980 era del 40%, en el 2000 llega a menos del 15% de la producción total, dejando de ser la base de la economía regional.